¿Quién los para?

Pasó el Gran Premio de Estiria y los Mercedes demostraron una vez más que están a años luz del resto de la grilla. La competencia del equipo de Toto Wolff no es con Red Bull sino con Max Verstappen. Gran carrera de Checo Pérez. Gran triunfo de Lewis Hamilton seguido por Valtteri Bottas y por Max Verstappen. Papelonazo de Ferrari (y van…) y Renault se quejó formalmente del RP20.

Apenas dos carreras de esta temporada y ya tenemos un breve pincelazo sobre como será el resto de la misma. Si alguno de nosotros tenía alguna esperanza de ver a alguien peleándole el título a Lewis Hamilton y a Valtteri Bottas lamento comunicarles que el único contendiente que pueden llegar a tener es Max Verstappen.

No hay otro contendiente más que el piloto holandés por diferentes motivos ya sea porque no les da el piné o porque no tienen un auto a la altura del W11 o porque el equipo está completamente desorganizado. Será muy difícil que aparezca una conjunción de un piloto con un auto superlativo y con un equipo idóneo que lo respalde para luchar contra los Mercedes.

Así fue la largada, apenas unos metros después se tocaban las Ferrari de Charles y Seb.

Mal la Scuderia

Ferrari es lisa y llanamente un desastre que excede a sus dos pilotos actuales (los directivos que decidieron rajar a Vettel en medio de la pandemia del Covid-19 son unos cráneos ya que esa determinación enrareció aún más el aire en Maranello) y Red Bull solamente puede llegar a pelear con Max porque Alex Albon aún está un poco verde para estos menesteres y el resto de la parrilla no cuenta con un candidato serio para tal fin.

A esta altura de los acontecimientos Carlos Sainz debe estar agarrándose la cabeza mientras examina con una lupa la letra chica del contrato que lo unirá con la casa de Maranello desde el 1 de enero del 2021. Lo que se suponía un avance en su carrera para el español puede llegar a ser un dolor de cabeza importante.

Max saliendo de boxes. Sobre el final no pudo aguantar el embate de Valtteri y terminó tercero.

Lewis siempre está

Lewis Hamilton quiere conseguir su séptima corona casi a cualquier precio (deportivo porque el inglés no es un piloto sucio ni nada por el estilo) y por ello dominó la clasificación bajo el agua primero el día sábado y la carrera de punta a punta el domingo. No vaciló nunca y su trabajo fue de demolición contra Max ya que este jamás pudo acercarse a menos de menos de cuatro segundos, una verdadera paliza.

Si Lewis manejó de manera excelente entonces Checo Pérez fue el man of the match, perdón, quise decir el piloto del día ya que partió desde la posición 17 y remontó hasta el quinto puesto pero un toque en la última vuelta con Lando Norris (otro que tuvo una carrera espectacular y terminó quinto) lo relegaron al sexto lugar.

Checo Pérez y Lando Norris vinieron de atrás y terminaron arriba.

¡Safety Car en acción!

La carrera no fue nada aburrida y el único momento que entró el Safety Car fue en el inicio para quitar los pedazos del auto de Vettel. Luego de eso hubo acción sostenida y permanente durante las 69 vueltas restantes. Hubo pelea en la zona media (los Racing Point vuelan y Renault ya presentó una protesta formal al respecto preguntando por los ductos de frenos del RP20 porque creen que son los mismos del Mercedes W10 del año pasado) en la cual también se destacó Daniel Ricciardo con un mejoradísimo RS20 que cada día responde mejor con respecto al auto del año pasado, peleó mientras le aguantaron las cubiertas porque su estrategia fue inversa al resto.

El podio con Lewis, Valtteri y Max. El domingo 19 la Fórmula 1 continúa en Hungría.

Paz dentro de Mercedes

Toto Wolff siempre supo mantener la armonía dentro del equipo Mercedes incluso cuando pasó la estupidez entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton en el gran premio de España 2016 cuando ambos W07 se tocaron (la culpa fue de Lewis) en la curva 3 durante la primera vuelta y abandonaron y este año deberá trabajar demasiado para mantener la paz puertas adentro ya que el rival más consistente que tiene Lewis es su propio compañero de equipo Valtteri Bottas. La gran duda es si Toto los dejará pelear libremente por el campeonato o si una vez más el bueno de Valtteri deberá conformarse con su papel de escudero.

La clasificación oficial del Gran Premio de Estiria.

Se viene el Gran premio de Hungría en el Hungaroring el próximo domingo 19 y allí se verá si Max puede acercarse o si las actualizaciones de Ferrari sirvieron para algo más que el papelón cometido en Spielberg. Como sea el mayor atractivo de esta rara temporada será ver si alguien se le anima a hacerle frente a un Lewis Hamilton que cada día agranda más su figura…

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1, Red Bull Racing y Racing Point

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *