Max Verstappen nos durmió a todos en Abu Dabhi

Se corrió la última carrera del año en Abu Dabhi en la cual se definían varias cosas importantes: el piloto subcampeón y el tercer puesto en Constructores como lo más destacado. Max lideró la carrera de punta a punta y no le dio ninguna oportunidad a los Mercedes. También fue la despedida de varios pilotos que cambian de equipo y de Kevin Magnussen que se retira de la categoría.

Para la gran mayoría del público fue una carrera aburrida. Tal vez estén en lo cierto pero el gran mérito es de Max Verstappen para que haya dado esa impresión visual. El holandés aplastó a quien se pusiera enfrente suyo desde el viernes en los Libres 1. Sólo pudo “arruinar” su extraordinaria faena Daniel Ricciardo al quedarse con el récord de vuelta en el último giro de la competencia. Antes y durante todo fue de un demoledor e intratable Max. Para justificar semejante paliza en Mercedes dijeron que sus autos debieron bajar el ritmo debido a un problema en el MGU-H. El tema es que ni Lewis ni Valtteri tenían idea al respecto…

Que un piloto logre hacer aburrida una carrera para el público no habitual de la Fórmula 1 es casi un contrasentido. Porque para lograr eso hay que manejar como los dioses, algo que muy pocos elegidos pueden presumir. Y es lo que hizo Max Verstappen. Dominó en los Libres, se quedó con la pole position el sábado y ganó de punta a punta el domingo. ¿Te quedan dudas sobre quién fue el segundo mejor piloto de la temporada pese a no ser subcampeón?

Max Verstappen fue un brillante ganador en Abu Dabhi. Nos durmió a todos…

Tiempo de definiciones

Quien creía que esta carrera solamente servía para completar el apretado y caótico calendario de este 2020 se equivocó de cabo a rabo. Estaba en juego principalmente el subcampeonato de pilotos y el tercer puesto en el Campeonato de Constructores que aporta muchísimo dinero en premios al equipo que lo consiga. De allí (y no solamente por el prestigio) que McLaren y Racing Point (Aston Martin a partir del 2021) se hayan esforzado tanto para conseguirlo. Lo consiguió McLaren que de a poquito va queriendo meterse en la pela de arriba.

Nadie contaba con el fallo del motor Mercedes del auto de Checo. Era una unidad de potencia nueva que no resistió nada. Con ello el equipo canadiense perdió la gran ventaja que tenía para quedarse con ese tercer lugar. Fue un golpe inesperado para uno de los mejores pilotos de este año y para su ex equipo (¿Checo irá a Red Bull para reemplazar al insípido Alex Albon? Ojalá que sí) ya que Racing Point arribó a Abu Dabhi con diez puntos de ventaja sobre Mclaren que se le escurrieron como agua entre los dedos y permitieron que los de Woking se llevasen el tercer lugar debido a las buenas actuaciones de Lando Norris y Carlos Sainz…

El equipo McLaren festeja el tercer puesto en el Campeonato de Constructores, Zack Brown lo hizo posible.

Valtteri Bottas se aseguró el subcampeonato con el segundo puesto obtenido en Abu Dabhi. El finlandés es un buen piloto aunque no se destaca como lo hacen Max Verstappen o Lewis Hamilton. Él aporta los puntos necesarios para que Mercedes gane el Campeonato de Constructores sin problemas y ser subcampeón o tercero. Es un gran escudero al que no le interesa molestar a Lewis Hamilton en ningún aspecto. ¿Max es mejor piloto? Sin dudas que sí ya que a su talento natural le agrega hambre de gloria pero el mejor auto lo tiene Valtteri, a llorar a la iglesia…

Valtteri quema caucho para festejar el fin del campeonato.

Despedidas

Esta carrera también trajo una variedad de despedidas muy importantes. La más resonante es el fin de la escabrosa relación entre Sebastian Vettel y Ferrari luego de seis temporadas juntos. Los tifosi lo aman pero Mattia Binotto, John Elkann y el recientemente jubilado Louis Camilleri (no creas que vaya a cambiar algo dentro de la Scuderia por este hecho a corto plazo) le hicieron la vida imposible. Grazie Seb y que tengas mucho éxito en Aston Martin. Ojalá te valoren como no lo hizo la cúpula de Maranello.

En Ferrari aman a Seb salvo Elkann y Binotto.

Daniel Ricciardo corrió su última carrera para Renault ya que se va a McLaren para reemplazar a Carlos Sainz que hará lo mismo en Ferrari con Vettel. Daniil Kvyat se despidió de Alpha Tauri. Kevin Magnussen corrió su última carrera con Haas (Romain Grosjean se despidió en Baréin con el terrible accidente que protagonizó) y de Checo Pérez solamente sabemos por ahora que corrió su última carrera para Racing Point. Esperemos que el doctor Helmut Marko le haga la venia y desembarque en Red Bull…

Última vez de Daniel Ricciardo en el box de Renault.

Max supo quitarle emoción a la carrera

Luego de las caóticas largadas en Baréin y en Sakhir existía el temor que en Abu Dabhi la largada sea caótica. Por suerte nada de ello pasó porque Max voló con su RB16 desde el inicio. Ni siquiera el auto de seguridad pudo retrasarlo ya que supo sacar más ventaja desde que el Safety Car se marchó. Ya te dije que para que un piloto logre hacer una carrera aburrida este debe tener un talento descomunal. Y talento y agallas le sobran a Max. Durmió a sus oponentes y a los telespectadores que esperaban alguna batalla por parte de los Mercedes. No les dio opción a nada. Y pensar que hubo gente en esta temporada que le cuestionaba a Max su talento…

Max Verstappen sacó ventajas desde la largada misma y nunca pudieron incomodarlo.

Mercedes estableció mayores diferencias este año con el W11 respecto al RB16 teniendo en cuenta la temporada pasada. El W10 fue un mejor auto que el RB15 y la SF90 pero no de una manera escandalosa como sucedió este año. O sea que Max tenía menos chances de victorias y pese a ello algunos minimizaron su triunfo en Silverstone. Claramente el RB16 es inferior al RB15 del 2019 y por ello tienen más valor estas dos victorias.

Si hubo mucha acción para ver quien era el mejor del resto donde el sólido trabajo de Lando Norris y Carlos Sainz le aportaron los puntos necesarios a McLaren para conseguir el tercer puesto del Campeonato de Constructores. Lance Stroll falló estrepitosamente en su cometido al abandonar Checo. Vettel tendrá un montón de laburo el próximo año en Aston Martin.

Clasificación final en Abu Dabhi. Chau, hasta el año que viene.

Tiempo de descanso

Ya está, se terminó el apretadísimo calendario 2020 que incluyó diecisiete carreras en veinticuatro semanas. No fue la carrera más espectacular de todas pero era importante dentro del calendario. Ahora los equipos van a descansar hasta fin de año para arrancar en enero el trabajo fuerte del 2021. En DDMO ya escribiré en estos días unas cuantas notas para descansar un poquito en enero. Y te agradezco infinitamente que me hayas acompañado en mi primera temporada completa de Fórmula 1 como periodista. ¡Y que rujan los motores ya mismo!

Fotos: gentileza Fórmula 1, McLaren, Racing Point, Red Bull Racing, Renault y Scuderia Ferrari.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

1 respuesta

  1. martes 9 febrero 2021

    […] que estamos en tema. Todo este culebrón pareció armado desde el final de la temporada pasada en Abu Dabhi y se extendió casi todo el invierno europeo o de nuestro verano según como se mire. Se […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *