La lucha será recta a recta y curva a curva

Se disputó el Gran Premio de Portugal en el circuito de Portimão en la región del Algarve del país lusitano. Lewis Hamilton fue el ganador y estiró levemente su ventaja sobre Max Verstappen en el campeonato. Mercedes saca diferencias con sus pilotos, con sus autos y con el equipo.

La lucha por el campeonato sumó un nuevo capítulo en Portugal. Y Mercedes dio un golpe sobre la mesa para decir acá estoy yo. Si alguien aún cree que el equipo teutón se va a quedar de brazos cruzados mirando como Red Bull le disputa el predominio de la temporada 2021 se equivoca de cabo a rabo. Las huestes de Toto tienen una motivación muy alta (en términos futboleros se parece al River de Marcelo Gallardo y su afán de victoria permanente) y no van a entregar el cetro tan fácilmente. El mensaje baja claro desde arriba y hace carne hasta en los mecánicos que sin brillar como los muchachos de Milton Keynes hacen su trabajo dignamente.

La lucha es ardua, sin cuartel y con una intensidad que hace un largo tiempo no veíamos en la Fórmula 1. En términos boxísticos hay (y habrá) un intercambio de golpes que durará hasta el final de la temporada. Y es muy difícil que alguno pueda asestar un definitorio golpe de nocaut. Está tan parejo todo que aventurar un escenario para el final de la temporada es una quimera.

Max hizo una buena carrera y finalizó segundo. A la pelea con Lewis aún le quedan veinte capítulos.

Laburito para Bernd Mayländer

La largada fue bastante limpia entre todos los participantes ya que no hubo incidentes. Tanto Valtteri como Lewis y Max mantuvieron su posición de salida y dominaron la prueba de entrada. Checo Pérez fue sorprendido por Carlos Sainz y perdió el cuarto lugar. Todo esto duró un suspiro porque Kimi Raikkonen hizo un mal cálculo y embistió a su compañero de equipo Antonio Giovinazzi.

Comboio português em Portimão.

Luego de la retirada del auto de seguridad Max le ganó la posición a Lewis y quedó en segundo lugar. Su siguiente misión era ir tras Valtteri Bottas pero al RB16B no le dio el piné para comprometer al piloto finlandés pese a ponerse a tiro con el DRS. Para peor Lewis recuperó el segundo lugar en la décima vuelta y fue tras Valtteri para quedarse con la primera colocación.

El inglés alcanzó a su compañero de equipo y lo superó sin mayores inconvenientes luego de unos giros a un ritmo frenético. El número 77 sabe a la perfección cual es su lugar dentro del equipo Mercedes y trata de no salirse de él. Es un escudero de lujo para Lewis Hamilton. Y allí comenzó el trabajo de demolición de Lewis.

Don Bernd sacó a pasear al Mercedes-AMG GT R por Portimão. 

¿La Fórmula 1 es aburrida?

Eso es lo que piensan quienes se detienen solamente en el resultado que invariablemente nos muestra que Lewis y Mercedes dominan la categoría sin pestañear. La culpa no es ni de Toto Wolff, ni del equipo teutón menos que menos de Lewis. Es un cúmulo de situaciones y hechos que desembocaron en este presente.

En todo caso que los demás equipos se ocupen de progresar. Y no vamos caer en esas leyendas urbanas sobre favoritismos ni reglamentos a la carta. Recién esta temporada Red Bull puede llegar a hacerle algo de fuerza a los alemanes. Tiene como pelearle el cetro, el asunto es que tenga la nafta suficiente para hacerlo.

Lewis impuso condiciones y comenzó a escaparse de sus perseguidores hasta ver la bandera a cuadros que certificó su victoria número 97 en la categoría para el oriundo de Stevenage. Está más que claro que Mercedes escondió cosas del W12 y que este mejoró notablemente su rendimiento.

Lewis quiere su octavo título.

La locura por la vuelta rápida

Mientras Checo Pérez recuperaba el cuarto lugar, Lando Norris realizaba una carrera brillante para terminar quinto, Charles Leclerc terminaba en sexto lugar y Fernando Alonso remontaba hasta el octavo puesto luego de una clasificación espantosa Valtteri, Checo y Max se embarcaban en una batalla por establecer el récord de vuelta y sumar un punto extra.

Lando Norris fue el mejor del resto. El piloto inglés alcanzó un nivel de madurez envidiable.

Todo sucedió en las últimas vueltas de carrera cuando Valtteri quiso aprovechar un juego de cubiertas blandas sin estrenar para intentar sumar un punto más (o para evitar que se lo lleve Max) y clavó el tiempo en 1:19.865.

Valtteri Bottas estableció el récord de vuelta.

Acto seguido fue el turno de Max que marcó 1:19.849 pero que al bajarse del auto se enteró por Paul Di Resta (que mejor que pedirle a un periodista para que le dé la noticia a un furioso Verstappen) que el tiempo había sido anulado por haberse ido fuera de la pista en la curva 14.

Lo llamativo es que las tres carreras disputadas en la temporada 2021 (Baréin, Imola y Portugal) tuvieron a Lewis Hamilton y a Max Verstappen alternando en las dos primeras posiciones del podio. Esto nos dice, y nos demuestra, que la lucha por ambos campeonatos será muy cerrada y nada se definirá hasta las últimas carreras.

La clasificación final del Gran Premio de Portugal.

Fotos: gentileza: McLaren, Mercedes AMG F1, Prensa FIA y Red Bull Racing Honda.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *