Mercedes es el rey de las estrategias

Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de España disputado en el circuito de Montmeló. Alcanzó su victoria 98 en la categoría. Mercedes superó a Red Bull en la estrategia de carrera. Gran performance de Max Verstappen, Charles Leclerc y Esteban Ocon.

La temporada 2021 de la Fórmula 1 asoma como la más pareja en muchos años. Incluso la paridad es mayor que en la temporada 2017. A Mercedes ya no le alcanza solamente con el auto o con el talento enorme de Lewis Hamilton para ganar. Y la culpa de esto es de Red Bull y Max Verstappen por haber elevado la vara de manera notoria para tener mayores posibilidades de enfrentar exitosamente al poderío teutón.

Así de solo se siente Max peleando contra los Mercedes.

Aquí es donde aparece Mercedes como un auténtico equipo en el cual todos tiran para el mismo lado. Los de Brackley fueron sorprendidos por Red Bull en los tests de pretemporada y se dedicaron a corregir la inestabilidad del tren trasero del W12 debido al bajo rake del auto y a los cambios reglamentarios en el fondo plano de los coches para esta temporada.

En ese momento aparece Lewis manejando en un nivel superlativo (en la actualidad es mucho mejor piloto de lo que fue en las temporadas 2019 y 2020) empujado por Max y su RB16B. Definitivamente Verstappen saca lo mejor de Lewis. Y cuando eso solo no alcanza aparece el juego de estrategias del equipo.

Lewis supera a Max, el Gran Premio de España es cosa juzgada…

Es difícil pelear contra dos oponentes

Y en esto tiene mucho que ver el vilipendiado y ninguneado Valtteri Bottas. Max está peleando en soledad contra el mejor equipo, el mejor auto y la mejor dupla de pilotos porque Checo Pérez aún se está adaptando a conducir un auto totalmente diferente para él. Claro, el tema es que don Helmut no se enoje y lo ponga de patitas en la calle porque en cuatro carreras disputadas apenas consiguió dos puntos más que Alex Albon a esta altura del 2020.

Checo no debería dormir muy tranquilo que digamos conociendo los ataques de ira del asesor estrella del equipo austríaco y su más que filosa lengua. A esta altura no tiene ningún sentido reemplazar a Checo. ¿Quién va a ir al equipo? Ya quemaron a Pierre Gasly y a Alex Albon. La desesperación por tratar de coronar campeón a Max a cualquier precio los lleva a cometer errores increíbles mientras en Mercedes la tienen más que clara.

Lewis y Valtteri saben cual es su rol perfectamente dentro de Mercedes. Y lo respetan a rajatabla.

No quiero otro 2016 son las palabras que Toto Wolff esgrime cada vez que puede. Y detrás de ello está encolumnado el equipo. ¿Te acordás cuando dije que entre Valtteri y Sergio Pérez iban a protagonizar la definición de ambos campeonatos? El finlandés, sin estar haciendo una temporada brillante ni mucho menos, le está pasando el trapo al piloto de Guadalajara.

Valtteri terminó por encima de Pérez en las cuatro carreras disputadas esta temporada. Obviamente que esto no es definitivo aunque marca algún tipo de tendencia. Checo tiene la suficiente cantidad de recursos técnicos y estratégicos para dar vuelta la tortilla.

Checo debe terminar su adaptación ya mismo a Red Bull y comenzar a molestar a Hamilton y a Bottas.

Mirar más allá del horizonte

La carrera no se decidió ni en la vuelta 24 cuando paró Max a poner neumáticos medios tras un primer stint brillante con las cubiertas blandas ni en el giro 28 cuando lo hizo Lewis para calzar cubiertas medias. La carrera se definió entre viernes y sábado en los Entrenamientos Libres 1, 2 y 3 y en la clasificación. ¿Por qué? Porque Lewis y su ingeniero Peter Bono Bonnington decidieron guardar un juego de gomas medias nuevo para la carrera del domingo.

El W12 sube su ritmo con las gomas amarillas. Estas le calzan mejor que las blandas y por eso no les importó ni a Bono ni a Lewis cuando lo llamaron al box en la vuelta 41. El piloto inglés dudó por un instante si debía entrar en boxes ya que estaba a menos de seis segundos del holandés en ese momento. Y aquí se entiende mejor el concepto de equipo:

“Lo dudé porque ya estaba muy cerca de pasarlo (a Max) cuando me llamaron. Pero hice lo que me pidieron porque tengo una gran confianza en el equipo”

Declaraciones de Lewis Hamilton tras la carrera.

Al salir Hamilton de boxes comenzó a descontarle casi un segundo y medio por vuelta a Max, quien sólo podía resignarse a ser un espectador de lujo cuando Hamilton lo pasara. Claro, el Red Bull número 33 solamente disponía de un set de cubiertas blandas nuevas en boxes que si lo calzaba no iba a llegar al final de la carrera. La estrategia de Mercedes dejó entrampado en una disyuntiva al equipo austríaco. Y tomaran la decisión que tomaran el resultado iba a ser el mismo: la carrera era de Lewis aunque aunque en ese momento no sea el puntero.

Max supera a Lewis en la primera curva de Montmeló. Todo fue un espejismo.

Madura el nocaut

Christian Horner y la plana mayor de Red Bull sabían que si metían a Verstappen en boxes, este iba a ser superado por Valtteri Bottas y por lo tanto eligieron el mal menor, dejar a Max en pista para que termine segundo y evitar que Lewis se aleje demasiado en el campeonato.

Mientras tanto Checo ya había dejado atrás a Daniel Ricciardo tras batallar unas cuantas vueltas contra el MCL35M del australiano pero nunca pudo alcanzar a un exquisito Charles Leclerc ya que la SF21 tuvo un sólido andar y será un durísimo rival para los de Woking en la pelea por ser el mejor del resto.

El cuadro de situación para Max era complicado ya que vuelta a vuelta Lewis le iba comiendo la diferencia y veía al W12 cada vez más grande en sus espejos retrovisores. Primero le dijeron que Lewis lo iba a alcanzar en la última vuelta y luego debieron corregir esas proyecciones debido al ritmo infernal que le imprimía a la carrera el oriundo de Stevenage.

Lewis con Antoine Griezmann antes de la carrera.

El nocaut

En la vuelta sesenta Hamilton pudo superar sin inconvenientes a Max y pudo encaminarse a la victoria. Para el piloto holandés quedó el consuelo de entrar a boxes (en ese momento estaba a cubierto de un ataque de Bottas ya que este había entrado en boxes para calzar cubiertas blandas para tratar de obtener el punto extra por récord de vuelta) y llevarse un punto extra al clavar el cronómetro en 1:18.149.

La confiabilidad del W12, el extraordinario nivel de Lewis Hamilton (llegó a su victoria noventa y ocho en la categoría y este año superará las cien) y el comportamiento de Mercedes como equipo parecen ser demasiado para un Max Verstappen que se debate solo en su lucha contra los dueños de la era híbrida en la Fórmula 1. Red Bull debe enfocarse nuevamente en sus objetivos porque superar su propia performance de la temporada pasada tiene gusto a poco. A muy poco.

Clasificación final del Gran Premio de España.

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1, Red Bull Racing Honda y Prensa Fórmula 1.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *