Mercedes sabe como jugar en equipo

El equipo dirigido por Toto Wolff se muestra sólido en el inicio del campeonato y buscar repetir todos los títulos. Lewis Hamilton y Valtteri Bottas saben perfectamente cual es su rol y lo cumplen. Además muestran una gran organización para alcanzar los objetivos propuestos. La importancia de Schummy. El contrato de Lewis.

Este presente del equipo de Brackley se lo deben sin ninguna duda al aporte de Michael Schumacher en el trienio 2010-2012. Porque la vuelta del Kaiser a la Fórmula 1 no fue para conquistar más títulos sino para enseñarle en ese momento a la bisoña escudería alemana a comportarse y a actuar de otra forma.

En términos futbolísticos la misión de Schummy fue enseñarle a Mercedes a pensar y a actuar como si fuese un equipo grande y no un equipo chico donde las responsabilidades y objetivos son muy distintos. A partir de ello es que llegaron Lewis Hamilton, Toto Wolff, algunos excelentes ingenieros provenientes de otros equipos y la era híbrida. Y con todo ese combo pudo construirse el ciclo más ganador y exitoso de la historia de la Fórmula 1.

MIchael Schumacher transformó a un equipo mediano en uno gigante. Gran parte del éxito actual de Mercedes es por su aporte.

Todos quieren que Lewis renueve

En Mercedes ya tienen los ojos puestos en el 2022 mientras se desarrolla la actual temporada. Se viene un profundo cambio reglamentario para el 2022 y los de Brackley quieren retener a su estrella, Lewis Hamilton.

Ambas partes ya han coincidido que quieren tener el contrato firmado lo más temprano posible (el deseo de Toto y Lewis es que se firme antes de las vacaciones de verano europeo) para poder abocarse a la definición del campeonato 2021 (por ahora hay una apretadísima lucha entre Hamilton y Max Verstappen) y centrarse en el coche del próximo año.

Y las sospechas es que crecen las chances para que Valtteri Bottas siga siendo parte del equipo si Lewis firma la extensión de su vínculo con los alemanes. Volvemos a frase de siempre de Toto Wolff: “No queremos otro 2016” refiriéndose a la lucha entre Lewis y Nico Rosberg que culminó con el título del alemán pero que tuvo algunos puntos en común con los feroces enfrentamientos entre Ayrton Senna Da Silva y el francés Alain Prost. Menos mal que la lucha entre Hamilton y Rosberg duró un par de temporadas…

¿Cómo olvidar el Gran Premio de España del 2016 cuando Lewis y Nico se tocaron y abandonaron? Para evitar esa clase de conflictos está Valtteri Bottas en el equipo. Por ello es que aumentan las posibilidades del finlandés de seguir perteneciendo a Mercedes si finalmente renueva Lewis su contrato.

Leweis Hamilton y Valtteri Bottas se entienden a la perfección.

Un equipo homogéneo

Mercedes sabe como luchar y ganar en el Gran Circo. Nadie le regaló nada en un mundo tan ferozmente competitivo y despiadado como la Fórmula 1 (el club de las pirañas, Ron Dennis dixit) en su afán por ser la mejor escudería de esta época. Saben pelear adentro y fuera de las pistas. Incluso hay sospechas sobre el comportamiento de la FIA con ellos.

En Brackley y Brixworth se preparan para ganar siempre más allá de las habladurías. Sus ingenieros siempre están pensando en soluciones posibles y positivas para sus autos. La evolución del W12 desde los tests de Baréin hasta aquí es notable.

Y sólo transcurrieron un poco menos de dos meses y cuatro grandes premios. Lewis y Valtteri también trabajan mucho con el simulador, en Brackley se analizan cerca de doscientas posibilidades distintas por pit stop (como se dice en la calle, se las saben todas) por piloto y por carrera. Tienen todo pensado como en una gran partida de ajedrez. No dejan nada librado al azar. Y viendo los resultados nadie puede cuestionar esta metodología de trabajo.

Lewis ya consiguió tres victorias en esta temporada: Baréin, Portugal y España.

Tiene todo para seguir ganando

Fundamentalmente hay orden en la estructura de Mercedes, el equipo está por encima de los nombres más allá que Lewis Hamilton sea el indiscutido piloto número 1 para Toto Wolff y sus adláteres.

Saben actuar como una unidad y nada los saca de su eje. Todo esto es demasiado para el resto que solamente mira como Mercedes va tomando ventaja de a poco luego de un comienzo muy parejo con Red Bull. La misma no sucede de manera explosiva (o geométrica si se quiere) sino que es lenta pero constante como el agua que va horadando la piedra. Y por ahora les alcanza para ganar todo trabajando de esa manera. Jaque mate.

Fotos gentileza Mercedes AMG F1 y Scuderia Ferrari.

Gonzalo Ferrer

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en la radio y ahora escribo sobre Fórmula 1. Rock, mucho rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *